HISTORIA

Mirando al futuro firmemente arraigados

STEINERT está avalada por una larga y azarosa historia empresarial, cuyos inicios los establece su fundador, Ferdinand Steinert. Documentos con más de 100 años de antigüedad evidencian su labor de pionero: constituyen el histórico punto de partida, desde un desarrollo de la separación de pellas compactas de hierro hasta la filtración de alta tecnología de complejas micropartículas. Ya en los inicios de la empresa, el objetivo del fundador Ferdinand Steinert era patente: ¡un reciclaje eficaz!


Profundice en los interesantes datos y hechos de nuestra fascinante historia empresarial.

1889 - Fundación de la empresa STEINERT

En 1889 Ferdinand Steinert fundaba en Colonia la empresa «Ferdinand STEINERT Elektromagnetische Aufbereitungsanlagen» (Ferdinand STEINERT, plantas de tratamiento eletromagnéticas). Aunque la labor de la nueva empresa se inicia a pequeña escala, el mercado para el uso de imanes para la separación es enorme. Y es que, aunque el fenómeno del magnetismo ya se conoce desde el siglo XI, apenas se utiliza hasta ese momento de forma rentable.

Uno de los primeros clientes de la empresa fue la industria del acero. El diseñador Ferdinand Steinert desarrolla imanes con cuya ayuda se recupera hierro de la escoria y de los escombros de acero, así como residuos de colada y del proceso de fabricación de acero. Es un método eficaz que rápidamente experimenta una ampliación: muy poco después ya se puede separar el carbón de la escoria. Estos avances técnicos resultan interesantes, p. ej., para la Reichsbahn, la empresa ferroviaria alemana, que se convierte en un gran cliente para STEINERT.

1900 - STEINERT crece siguiendo las tendencias del momento

Con el inicio del nuevo siglo se presentan las condiciones económicas ideales para la joven empresa. La cartera de pedidos es buena. Los clientes proceden de los sectores de la minería, la construcción naval, los astilleros y de la industria del acero. La demanda aumenta y STEINERT crece en paralelo a los desafíos tecnológicos de la época: ya hace tiempo que los imanes para separaciones no solo tienen que atraer pesados martillos o chapas de hierro. Más bien los objetos a separar son cada vez más pequeños y la tecnología más compleja. Con mayor asiduidad las máquinas en las minas de carbón deben filtrar limpiamente productos residuales de menor tamaño, como delgados hilos detonantes o barrenas deformadas de entre el material a granel.

STEINERT reacciona con una ampliación de su línea de productos a una situación en el mercado que varía constantemente: desde ese momento los imanes se venden también como máquinas individuales. Junto con la eficiencia de la separación, cada vez se le concede mayor importancia al mercado de los electroimanes elevadores.

1931 - El año en que nació un potente grupo empresarial

En 1931 Julius Christian Buchholz adquiere la empresa «Ferdinand STEINERT Elektromagnetische Aufbereitungsanlagen» (Ferdinand STEINERT, para plantas de tratamiento eletromagnéticas). El nacimiento del holding Metalloxyd contribuye a extender su posicionamiento en el mercado: ambas empresas se complementan perfectamente. Los clientes se benefician de la concentración de los conocimientos de desarrollo y la interacción de potentes sinergias.

Un primer resultado importante de la fusión es el descubrimiento de la oxidación anódica. STEINERT es la primera empresa que introduce los conductores de aluminio anodizados para la fabricación de bobinas. La capa anódica que se utiliza como capa eléctrica de aislamiento permite prescindir del devanado o lacado de conductores de aluminio. Es un proceso que se sigue perfeccionando a lo largo de las décadas venideras.

Durante la Segunda Guerra Mundial las instalaciones de Colonia de la empresa resultan gravemente deterioradas. Pero ni la dirección de la empresa ni los empleados se desaniman por los horrores de la guerra: los trabajos de reconstrucción avanzan rápidamente y se amplía la gama de productos. STEINERT se consolida también en el mercado internacional.

1963 - La nueva serie de electroimanes elevadores

Con constantes innovaciones de productos, STEINERT retoma rápidamente su historia de logros de antaño después de los años de la reconstrucción: en 1963 la empresa presenta el prototipo de una nueva serie de electroimanes elevadores en su propio estand del recinto ferial de Hanóver. Sus ventajas: poco peso, una mayor potencia magnética y a un precio reducido.

Al mismo tiempo, en los años 60, cada vez se concede mayor importancia a la cuestión del tratamiento de residuos y el reciclaje. La desaparición constante de recursos, las exigencias que la protección del medioambiente plantea, así como la explosión de costes en el mercado de las materias primas requieren nuevas tecnologías de forma imperativa. STEINERT se enfrenta a dichos desafíos con gran pasión y el desarrollo de nuevos productos.

1966 - El primer separador magnético tipo overband

En 1966 STEINERT presenta el primer separador magnético tipo overband. Recupera hierro de material fragmentado, residuos domésticos, residuos de construcción y demolición, escorias de desperdicios y acerías. Varios miles de máquinas de este tipo se utilizarán en los siguientes años por todo el mundo.

A finales de los años sesenta

A finales de los sesenta, STEINERT desarrolla un producto innovador que lanza a los competidores americanos a los puestos de atrás como líderes del mercado internacional: la banda Anofol. Mientras que los americanos utilizan los devanados de cobre en sus bobinas, STEINERT es la primera empresa que opta por bandas de aluminio anodizadas. De esta forma se puede fabricar una bobina compacta que se distingue sobre todo por un coeficiente de llenado de primer orden, así como por una disipación del calor extremadamente buena. Es una innovación que supone otro paso adelante para STEINERT y que se aplica con éxito incluso en ámbitos industriales ajenos al sector.

En los años sucesivos, los procesos de desarrollo y productivos se dirigen cada vez más hacia la temática de la separación. La cuota de mercado de electroimanes elevadores cae debido a las fluctuaciones económicas. No obstante, la empresa reacciona rápidamente e interpreta las demandas crecientes de los clientes como un nuevo reto.

1987 - El separador de metales no férricos excéntrico

En 1987 STEINERT presenta el primer separador de metales no férricos excéntrico. Se emplea en la recuperación de metales no férricos, tales como aluminio, cobre, magnesio o latón y sustituye al sistema céntrico. Una vez más, STEINERT demuestra ser el absoluto precursor para todo el sector.

STEINERT 2000 +: productos nuevos y una orientación global

El nuevo siglo se inicia con la ejecución específica de un cambio generacional en la empresa, así como con la expansión dedicada a una investigación y desarrollo intensos que en los años sucesivos generarán nuevos aparatos, en parte singulares, para el mercado de la tecnología de separación. Las nuevas filiales y alianzas comerciales refuerzan la presencia global de STEINERT.

Los avances en la tecnología del sensor y en informática permiten el desarrollo adecuado de los sistemas de separación por color FSS y de los sistema de separación por inducción ISS®. Ambos tipos de máquina están destinados a aumentar el rendimiento del metal mediante procesos completamente mecanizados. En particular, el sistema de separación por inducción ISS®, que se presenta por primera vez en 2001, experimenta una aceptación mundial en el mercado del reciclaje de metales en la época del boom de las materias primas. Simultáneamente surgen nuevos mercados en la extracción de combustibles alternativos, la transformación de la madera y el reciclaje de plásticos.

Con el desarrollo y el lanzamiento del filtro magnético de alto gradiente HGF, STEINERT se adentra en un nuevo terreno del sector. El separador de matrices de imán permanente permite por primera vez extraer las partículas magnéticas más finas de los fluidos de proceso con un grado de eficiencia superior al 90 %. STEINERT HGF se emplea en la actualidad en todo el mundo. Además, ha logrado consolidarse en la biotecnología, de tal forma que este prometedor campo se beneficia de la innovadora tecnología de STEINERT. En 2003 se presenta el separador magnético de alto gradiente HGS, que separa las partículas más finas tanto en la sal como en los productos químicos para la construcción.

2003 - STEINERT se expande hasta EE. UU.

El sorprendente éxito de los productos STEINERT en el mercado norteamericano provoca la fundación de la sociedad STEINERT US LTD en St. Petersburg/Florida junto con el representante estadounidense, con quien se lleva largo tiempo colaborando. Los clientes de EE. UU. se benefician rápidamente de la expansión de la infraestructura y lo premian aumentando el volumen de ventas.

2004 - Desde Australia a China

Un paso importante para el asesoramiento global del cliente se presenta con la absorción de las actividades de la empresa Sturton-Gill en Australia, en 2004. La actual STEINERT Australia Pty. Ltd., con sede en Melbourne, se considera uno de los fabricantes líderes en imanes en la región del Pacífico asiático y abastece a la economía del reciclaje, en pleno auge, así como a la potente industria de minerales. Un porcentaje importante de los productos fabricados se exportan desde Australia a China.

2007 - La demanda del separador de metales no férricos se extiende por todo el mundo

Los productos de gran calidad de STEINERT gozan de una enorme popularidad en el mercado. Por ejemplo, se vendieron unas 2200 unidades del separador de metales no férricos con sistema magnético excéntrico hasta finales de 2007, con lo cual es el separador por corrientes de Foucault más vendido del mundo.

STEINERT continúa su trayectoria de éxito. Colaborando con empresas comprometidas y consolidadas, en Brasil y Japón se teje una red de ventas que opera con eficiencia.

2009 - Más ampliaciones

Con la adquisición de la mayoría de la sociedad RTT Systemtechnik GmbH Zittau y la modificación del nombre a RTT STEINERT GmbH en 2009 se amplía el abanico de productos: se desarrolla así la marca UniSort y se inicia su producción. STEINERT es hasta el momento el único proveedor de tecnología de separación mediante imanes y mediante sensores en el sector del reciclaje.

En 2009 la oficina central de STEINERT US se traslada a Cincinnati a un edificio más grande.

2016 - Los plásticos negros también se separan

Con el desarrollo y el lanzamiento del UniSort BlackEye, STEINERT confirma de nuevo su espíritu pionero en el desarrollo de nuevas tecnologías punteras: los separadores basados en sensores no solo separan plásticos por colores, sino también por la clase de polímero, como PE, PP, PVC y estirenos. De ahí que UniSort BlackEye pueda efectuar la separación pura de plásticos de todos los colores además de plásticos negros. Esto no solo contribuye a proteger el medioambiente, sino también a mejorar el Sector Residuos, ya que así se pueden recuperar y reciclar los plásticos mezclados de forma más rentable.

2018 - Combinando sensores avanzamos hacia el futuro con flexibilidad.

Nuestro STEINERT KSS (sistema combinado de separación) es una plataforma en la cual se emplean varios sensores. Abarca el reconocimiento en 3D, de color y por inducción. Asimismo, el sistema está dotado de un cuarto sensor (sensor de infrarrojo cercano, sensor de transmisión de rayos X o sensor de fluorescencia de rayos X). El software desarrollado por STEINERT también presenta la opción de diseñar nuevos algoritmos de detección, e incorporarlos en caso necesario, a fin de afrontar nuevos retos.