Con la ayuda de STEINERT los sueños de niños enfermos se convierten en realidad

También durante este año STEINERT ha recaudado fondos para la asociación sin ánimo de lucro de Colonia «wünschdirwas». La asociación se dedica a hacer realidad los mayores anhelos soñados de niños y jóvenes gravemente enfermos. Los donativos permiten a los niños y a los jóvenes vivir experiencias inolvidables y olvidar la enfermedad que padecen por unos momentos.

Después de llevar muchos años recaudando y donando fondos para diversas instituciones caritativas como Kalker Tafel, en 2016 STEINERT entró en contacto casualmente con la asociación wünschdirwas. Desde entonces, Hermann Frerich, presidente del comité de empresa, recorre las oficinas y las naves de esta empresa especializada en separación con el propósito de recaudar donativos para este noble fin. En solo dos días se reunieron 1500 euros, cifra que la empresa STEINERT duplicó con una aportación propia. «Tenemos en gran estima a esta peculiar asociación que se localiza directamente en nuestra vecindad. Por eso, nos sentimos muy comprometidos con ella», comenta el Sr. Habich.

El Sr. Frerich se entusiasma hablando de los muchos deseos que ya le han permitido cumplir a wünschdirwas. Por ejemplo, a Benedikt, un apasionado de los camiones cuyo sueño era pasar un día en las instalaciones del fabricante MAN. Aquí le dieron respuesta a todas sus dudas, pudo ensamblar motores en una realidad virtual y, por último, conducir con sus propias manos una unidad tractora por el circuito de pruebas de la empresa.

En los últimos 30 años desde que su constitución, la asociación wünschdirwas ya ha podido cumplir más de 8000 deseos. Su colaboración implica a médicos y terapeutas de más de 100 hospitales, hospitales infantiles y orfanatos de todo el territorio nacional alemán donde presta su apoyo en fiestas de hospitales o para equipar ludotecas y zonas de espera.
Desde 2009 wünschdirwas posibilita que las familias de niños enfermos descansen por unos días y cambien de aires pasando unas vacaciones en una casa situada en el mar del Norte, financiada exclusivamente con donativos.

Este año STEINERT también volverá a ejercer de donante, y es que ¡los sueños no solo se cumplen por desearlos!